"La mejor enseñanza no es la que se imparte de
cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón".
(Howard G. Hendricks)

 
   

 

     

Para todos quienes conformamos el Liceo Mediterráneo nos llena de gratitud y nos enorgullece los testimonios de vida estudiantil de nuestros estudiantes y padres de familia, y al mismo tiempo nos comprometen en fortalecer los principios de nuestra misión y el cumplimiento de nuestros objetivos.

Aquí algunos testimonios que quisiéramos compartir con ustedes.



" Estando cerca de graduarme de la Universidad, recuerdo todos los años que pase en mi

querido colegio, catorce años en total, cada uno fue tan especial y único. Razón por la cual es imposible tratar de explicar lo importante que es el Liceo Mediterráneo para mí porque sería relatar mi vida otra vez. Lo más importante, desde mi punto de vista, es que el colegio me dio los mejores amigos que he tenido hasta ahora y las excelentes bases académicas que me han permitido culminar mis estudios universitarios con gran éxito."

Santiago Jaramillo .




" Estamos muy agradecidos mi esposo y yo con el Liceo Mediterráneo al haber tratado con mucho profesionalismo y cariño a mi hijo en su proceso de adaptación y aprendizaje en muy poco tiempo, considerando que somos extranjeros con otro idioma y diferente cultura. Ahora mi hijo está muy a gusto y es uno más de la gran familia del Liceo Mediterráneo. Gracias sinceras."


Elena Rachinskaya.




" Lindo Liceo...gracias...se graduó hace más de dos años mi hermosa Nena Guerra, ahora pasa a cuarto semestre de Periodismo en la UDLA, distinguiéndose por su rendimiento, y tengo cuatro niños más de la familia en este hermoso Colegio."

Susana Yela.



 

" Querido Liceo Mediterráneo.

En estos 10 meses dentro de la familia “Mediterráneo” hemos experimentado cosas que en la institución educativa que nuestro hijo se mantuvo durante 4 años no lo experimentamos…

La apertura, comprensión, paciencia, inclusión en todos los ámbitos, tranquilidad y sobre todo amor de las personas que hacen esta institución hacia nuestro hijo, el conversar y no castigar, que tener una deficiencia, una limitación de cualquier tipo no sea un obstáculo en el aprendizaje, ni en su diario vivir, que cada pequeño detalle, sea un avance en el carácter y temple de cada niño, eso es lo que dentro de esta nueva familia hemos recibido, el poder expresar nuestros sentimientos, nuestros punto de vista libremente y sin pedir audiencia alguna, es un detalle importante que no se encuentra en cualquier otro colegio.

Gracias por el cariño y comprensión dadas a Daniel, Gracias Rosita, Belén, Profe Vivi, Moni, Gracias Profesor Víctor que hizo de nuestro hijo un artista, Gracias Sr. Inspector por su disciplina, Gracias Robert por la seguridad, y todos los que directa o indirectamente comparten el día a día con nuestro hijo.

Seguiremos caminando de la mano de Daniel, apoyando a él y a la institución.

Donde Daniel sea feliz, nosotros también."

Sinceramente;


Pablo y Jessica.




" En mis años de estudiante del Colegio Liceo Mediterráneo recibí una educación en la que no solo intervino lo intelectual sino también lo humano.

Considero que la educación en el Liceo Mediterráneo se caracteriza por brindar una experiencia completa al alumno, ademas de excelentes maestros que se preocupan por sus estudiantes más allá de las aulas.

Como alumnos tuvimos el privilegio de compartir las aulas con chicos con necesidades especiales. Esta experiencia te cambia. Es enorgullecedor poder decir que no solo adquirí conocimientos dentro del plantel, sino que aprendí que inclusión no es solo permitir el
acceso a los centros educativos sino también darle la oportunidad a quienes lo necesitan dentro de las mismas condiciones, de esforzarse y trabajar por cumplir con sus propias metas."

Daniela Vissers.

 
 

 

 
   
LICEO MEDITERRÁNEO © 2016, TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. Quito Ecuador
Síguenos en Facebook